Desde siempre hemos oido que las lentejas y las espinacas tenían muchísimo hierro y eran los alimentos a tomar cuando uno tiene anemia.

La realidad es que si las lentejas tienen poca cantidad de hierro, unos 7 miligramos por cada 100 gramos de lentejas, las espinacas tienen aún menos, 3 mg de hierro por cada 100 gramos de las mismas. Además, el tipo de hierro que contienen es el que peor se asimila.

¿Que es eso del tipo de hierro que peor se asimila?
Existen dos variedades de hierro en los alimentos, el hemínico y el no hemínico.

· El Hierro Hemínico (Fe-Hem) es el que proviene de la sangre de otros seres vivos y está presente en carnes principalmente rojas, vísceras, moluscos y, en menos medida, pescado y pollo. Por la similitud en el origen, nos resulta mucho mas sencillo de absorber.
· El Hierro No Hemínico (Fe-No Hem) es de tipo inorgánico y presenta muchas más dificultades de absorción.

Como dato curioso, la creencia extendida de que las espinacas tienen mucho hierro viene del año 1870, en el que el científico E. Von Wolf hizo un estudio del contenido de hierro en las espinacas y apuntó mal un resultado, escribiendo una coma de menos. Así, convirtió un escaso 2.7mg en 27mg por cada 100 gramos de producto. La serie de dibujos animados Popeye, fue una de las víctimas de este error, ya que la fuente de la fuerza sobrehumana de Popeye era el hierro que le aportaban sus sobrevaloradas espinacas.

Así pues, hay que comer lentejas, que por cierto, estan buenísimas. Pero si tienes anemia o debes controlar tus niveles de hierro, como por ejemplo en los embarazos, ponle un poco de morcilla a esas lentejas, o elige de la siguiente selección algo que te guste:

Alimentos con mucho hierro para cuando tienes anemia

· Hígado o Morcilla (10 mg de hierro por cada 100 gramos)
· Chuletón de carne roja (20 mg de hierro por cada 100 gramos)
· Mejillones y Ostras (5-7 mg de hierro por cada 100 gramos)
· Almejas, Chirlas o Berberechos (25 mg de hierro por cada 100 gramos)